fbpx

ANLA hará seguimiento este año a 1.245 proyectos

Esta noticia es propiedad de: El Nuevo Siglo

Con tantas tareas ambientales en el país que requieren mano de seda para tomar decisiones cruciales, Rodrigo Suárez Castaño, director de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA), sabe que está encima de un volcán que puede hacer erupción en cualquier momento sino se le da el manejo adecuado.

De sus decisiones técnicas dependen cientos de proyectos para otorgar las licencias ambientales en minería, infraestructura, hidrocarburos y energía.

RODRIGO SUÁREZ CASTAÑO: Durante el 2020, a raíz de la emergencia sanitaria generada por el covid-19, la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales, tomó las medidas necesarias para no detener su operación. Establecimos en su debido tiempo las medidas apropiadas para la protección de nuestros colaboradores y su núcleo familiar, así mismo determinamos las medidas para que la entidad no se detuviera y lográramos hacer una combinación de lo presencial con lo no presencial. Logramos ampliar nuestros mecanismos de participación que con el apoyo tecnológico nos permitió acercarnos aún más a las comunidades en las regiones. En 2021, continuaremos con estas actuaciones, y se realizará el seguimiento a 1.245 proyectos de energía, infraestructura, hidrocarburos y minería logrando una cobertura del 75% del total de proyectos activos.

ENS: ¿En 2020 qué proyectos fueron los que más complicaron la expedición de las respectivas licencias ambientales?

RSC: Durante la vigencia del año 2020 se evaluaron diversos tipos proyectos que tenían una alta complejidad técnica y ambiental, tanto en procesos de licencias nuevas, como en modificaciones de los instrumentos de manejo y control que ya contaban con licencia ambiental. A todos los proyectos se les aplica rigurosidad técnica desde los tres componentes evaluados: físico, biótico y social. Cada proyecto es distinto y cada uno tiene sus propias características que lo hace más o menos complejo, pero todos se evalúan con criterio técnico y responsabilidad frente al desarrollo sostenible del país.

RSC: Fue un año lleno de retos para la entidad. La pandemia hizo que reinventáramos la conformación de los equipos de trabajo y que utilizáramos al máximo la tecnología para cumplir con calidad la evaluación de las solicitudes de licenciamiento. El balance es positivo, en el 2020, la ANLA aprobó 250 solicitudes, de las cuales se otorgaron 21 licencias ambientales al sector de agroquímicos, 20 al sector de infraestructura, 14 al sector de energía, 11 al sector de hidrocarburos y 6 al sector minero y se emitieron 178 dictámenes técnicos ambientales en el sector de agroquímicos.

RSC: No. La medida preventiva fue impuesta mediante Resolución 820 del 1 de junio de 2018 y comunicada a la empresa el 28 de junio del mismo año, fecha a partir de la cual se hizo exigible.  Entre las condiciones para el levantamiento de la medida preventiva, se solicitó a Hidroituango S.A. ESP contratar un estudio independiente que permitiera conocer las condiciones de estabilidad presente y futura del proyecto. Sin embargo, el estudio aludido aún no ha sido remitido a la ANLA. Una vez la empresa suministre la información tendiente a acreditar el cumplimiento de la totalidad de las condiciones impuestas, esta autoridad procederá a estudiar la viabilidad de levantar la Medida Preventiva.

ENS: ¿Por qué se demoró la licencia ambiental de la construcción y operación de la represa El Quimbo, tal como lo señala la Contraloría?  

RSC: El proyecto hidroeléctrico El Quimbo cuenta con Licencia Ambiental desde el año 2009, la cual se otorgó mediante la Resolución 899 e inició la fase de construcción en noviembre de 2010 y la fase de operación desde noviembre de 2015.

ENS: ¿Cuál fue la decisión para archivar el trámite de la licencia ambiental del proyecto aurífero de Soto Norte en Santander?

RSC: Inicialmente, es pertinente resaltar que todas las actuaciones administrativas de esta Autoridad Nacional están fundadas en los principios constitucionales y por ello, responden y atienden las exigencias legales. Los propósitos de la licencia ambiental están encaminados a prevenir, mitigar, corregir o compensar los efectos ambientales. Si este o cualquier otro proyecto tiene la información incompleta o no permite tener la certeza suficiente frente a los impactos ambientales que pueda llegar a generar su manejo, o no cuenta con una herramienta adecuada para proceder a evaluar y decidir el trámite de solicitud de licencia ambiental, se archiva la solicitud.

  • El fracking

ENS: ¿Hay alguna prevención de la entidad para otorgar licencias ambientales a proyectos mineros en el país?

RSC: De ninguna manera. En este gobierno se creó la coordinación del Sector Minería en la ANLA, buscando alinear las políticas del Gobierno Nacional, con la estructura de la entidad. Dicha coordinación está conformado por decenas de profesionales especializados de diferentes disciplinas (geólogos, hidrogeólogos, geotecnistas, ingenieros ambientales, ingenieros de minas, ecólogos, biólogos, antropólogos, comunicadores sociales, intérpretes a lenguas étnicas, entre otros), quienes realizan una evaluación técnica y oportuna; lo cual demuestra que en la ANLA hay una apuesta para resolver en oportunidad los trámites solicitados por el sector minero.

ENS: ¿Cómo aprecia que en el país ya está casi listo para comenzar los proyectos piloto de fracking de exploración de yacimientos no convencionales?

RSC: Los Proyectos Piloto de Investigación Integral – PPll se desarrollarán en tres etapas: 1. Etapa de Condiciones Previas, 2. Etapa Concomitante y 3. Etapa de Evaluación.

La ANLA hace parte de la primera y segunda etapa (Condiciones Previas y Concomitante, respectivamente). En la primera, deberá evaluar las solicitudes de Licencia Ambiental y pronunciarse sobre su otorgamiento en los plazos definidos por la normatividad. En la segunda, deberá realizar el seguimiento y monitoreo de la Licencia Ambiental. Para esto se ha venido preparando: fortaleciendo el entendimiento de la actividad respecto a los medios abiótico, biótico y socioeconómico, reforzando el equipo profesional y sus competencias

ENS: ¿Cree que existe más respeto en el país tanto de empresarios como de las personas para acatar las decisiones de la ANLA en el manejo ambiental?  

RSC: La Autoridad Nacional de Licencias Ambientales ha buscado convertirse en un referente ambiental, que contribuya al desarrollo sostenible ambiental del país en términos rigurosidad técnica y oportunidad, así lo señalan las líneas estratégicas formuladas del Plan Estratégico Institucional 2019-2030 y los indicadores de gestión.

  • Objetivos para este año

Algunos de los objetivos y retos específicos de la entidad para este 2021 son:

  • La formulación del centro de monitoreo de recursos naturales.
  • Incorporar obligaciones de cambio climático en los instrumentos de manejo y control ambiental.
  • Iniciar la implementación de la estrategia integral de seguimiento de licencias ambientales, visión 2030, adoptada mediante Resolución interna 2121 de 2020.
  • Adelantar la implementación de la “Estrategia Integral de Evaluación del Licenciamiento Ambiental 2020-2030”.

    Fuente: El Nuevo Siglo

Noticias Externas

Noticias Internas