fbpx

Bruselas acusa a Londres de saltarse el acuerdo del ‘Brexit y pide “calma” en Jersey

Esta noticia es propiedad de: Cincodías

Bruselas acusó este jueves a Londres de no respetar lo dispuesto en el acuerdo entre la Unión Europea (UE) y el Reino Unido en relación con la pesca y pidió a las partes involucradas en el conflicto en aguas de la isla de Jersey "calma" para resolverlo.

La portavoz comunitaria de Pesca, Vivian Loonela, explicó en la rueda de prensa diaria de la Comisión Europea que Bruselas fue informada por el Reino Unido hace unos días de la concesión de 41 licencias a buques europeos que pescan en las aguas territoriales de Jersey a partir del 1 de mayo.

Esas licencias incorporaban "condiciones adicionales", algo que la Comisión cree que no respeta las disposiciones del acuerdo entre la UE y el Reino Unido.

Ese pacto, recordó la portavoz, obliga a que cualquier nueva condición que limite el acceso a aguas británicas "respete los objetivos y principios del pacto y esté basada en normas científicas claras y no discriminatorias".

Además, las condiciones deben ser notificadas con antelación "para poder evaluar y reaccionar".

"Por eso hemos dicho que hasta que no recibamos más justificación por parte del Reino Unido, esas condiciones no se deben aplicar", añadió.

"Seguiremos en contacto con el Reino Unido. Pedimos calma y haremos lo previsto en el acuerdo, siempre teniendo en cuenta los intereses de nuestros pescadores", añadió la portavoz.

Por su parte el portavoz de la CE Daniel Ferri dijo que Bruselas está involucrada de "buena fe" con el Reino Unido para tratar de resolver la situación y reiteró la petición de "calma" a las partes.

El conflicto pesquero entre el Reino Unido y Francia en la isla de Jersey, que se agudizó hoy con la protesta de unos 60 buques franceses por las condiciones de las licencias otorgadas, pone a prueba los acuerdos que regulan la relación entre Londres y la UE tras el Brexit.

El tono comenzó a elevarse el día 4, cuando Francia amenazó con represalias contra Jersey después de que el Reino Unido estableciera nuevas reglas para que sus barcos accedan a las aguas de esa isla bajo soberanía británica, a pocos kilómetros de la costa francesa de Normandía.

París se queja de que solo 41 barcos, de una lista de 344, han sido autorizados a faenar hasta finales de año, y critica también que se han impuesto límites no concertados al número de días que pueden trabajar, las especies que pueden capturar o las artes de pesca que pueden utilizar.

Fuente: Cincodías

Noticias Externas

Noticias Internas