fbpx

Colombia, en camino a reducir emisiones de carbono

Esta noticia es propiedad de: El Nuevo Siglo

En su libro, “Como evitar un desastre climático, las soluciones que ya tenemos y los avances que aún necesitamos”, Bill Gates indica que “prácticamente la totalidad de las actividades de la existencia contemporánea conllevan la liberación de gases de efecto invernadero y, a medida que pase el tiempo, más personas accederán a este estilo de vida”.

Indica el filántropo que la producción de acero y cemento por sí sola suma cerca del 10%o de todas las emisiones.

Señala que “hay un aspecto que supone una diferencia fundamental entre los  plásticos, por un lado, y el cemento y el acero, por otro. Cuando producimos estos últimos, liberamos dióxido de carbono como un subproducto inevitable, mientras que, al fabricar plástico, cerca de la mitad del carbono pasa a formar  parte del nuevo material. Al carbono le encanta unirse al oxígeno y al hidrógeno, y es muy reacio a soltarse. Los plásticos tardan cientos de años en degradarse”.

El cemento

El cemento es el que plantea un problema de más difícil solución. El mero hecho de que la piedra caliza más calor igual a óxido de calcio más dióxido de carbono es insoslayable. No obstante, hay empresas que están desarrollando buenas ideas.

En Colombia las cementeras trabajan en reducir su huella de carbono durante la producción de sus productos, ahorrar agua, energía e insumos

Una de estos aportes a reducir las emisiones de carbono, es lo que actualmente hace Argos y es producir un cemento verde. Juan Esteban Calle, presidente de Cementos Argos, dice que “otro énfasis que estamos haciendo es lo que tiene que ver con soluciones sostenibles y elevar la conciencia del cambio climático y ahí innovamos con el cemento verde, que es un portafolio de soluciones amigables que queremos impulsar”.

Sostiene que “esos productos sostenibles ya pesar 30% de los productos nuevos son productos que vienen de procesos de innovación, y lo que vemos es que, sobre todo, en soluciones verdes van a seguir ganando soluciones. Hoy en día todos los productos son soluciones verdes y esperamos seguir haciendo innovaciones en otros países”.

De otro lado, otra compañía cementera, Holcim, empezó este año con paso firme hacia la construcción sostenible. Así lo evidencia la introducción de las ECO Etiquetas en los empaques de cemento Holcim Boyacá Súper Fuerte y Holcim Maestro, brindando a través de ellas, información sobre la reducción de C02, conectándolos a su campaña ‘Dale una mano al planeta’.

Marco Maccarelli, presidente de Holcin Colombia, dice que “es un paso más en nuestro camino hacia el Net Zero y la construcción sostenible, comprometiendo a toda la cadena de valor. Las ECO Etiquetas se vuelven un aporte que permitirá que nuestros clientes también le den una mano al planeta, al usar o distribuir los productos que han sido pensados no solo en su calidad y rendimiento, sino en asegurar un futuro para las presentes y futuras generaciones”.

Las ECO Etiquetas se convierten además en una autodeclaración de lo que ya viene haciendo la compañía desde su producción para reducir las emisiones de CO2. Por eso, para el caso del cemento Boyacá Súper Fuerte, que hoy es el de mayor demanda local en el mercado colombiano, esta etiqueta le mostrará al consumidor que la reducción de CO2 equivale a un 40% y para el caso del Cemento Maestro para la mampostería, la disminución alcanza el 50%, respecto a un cemento OPC.

A su vez, Alejandro Ramírez, presidente de Cemex para Colombia y Perú, reveló que en octubre pasado lanzaron Vertua, “la primera línea de concretos en Colombia que reduce y compensa sus emisiones de CO2”. El empresario también dijo que la línea integra energías limpias en los procesos de producción de cemento, concreto y agregados.

Asimismo Cementos Alión, empresa colombo española con presencia en el país, también tiene soluciones para el medio ambiente. Juan Martínez, gerente general de la empresa, expresó que “invertimos US$2 millones en los próximos 12 años en el mantenimiento del ecosistema ambiental aledaño a nuestra planta, hemos instalado una planta de tratamiento de aguas residuales, cumplimos con estándares medioambientales internacionales”.

Esta empresa es la unión entre Cementos Molins de España, un referente internacional del sector cementero y Corona de Colombia.

Los plásticos

Dice Gates: “los desechos plásticos que se tiran en vertederos y en los océanos permanecerán por allí un siglo o más. Y es algo que vale la pena resolver”.

Precisamente para solucionar este problema en Colombia, a partir de este año el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, espera que la sustitución escalonada de materiales plásticos de 23 productos avance amparada por una ley. Entre la lista de productos están las bolsas plásticas, mezcladores de bebidas, soportes plásticos para bombas de inflar, pitillos, envases y empaques de alimentos preparados.

El proyecto nacional contempla fortalecer la cadena de aprovechamiento en envases, empaques y recipientes para alimentos preparados (platos, bandejas, vasos, cuchillos, tenedores y cucharas) promoviendo el ecodiseño, la innovación y la investigación, cumpliendo la meta establecida de aprovechamiento del 30 % a 2030.

Sin embargo, para Acoplásticos el proyecto causaría la desaparición de alrededor de 40% de la industria plástica nacional y pérdida de 100.000 empleos

Daniel Mitchell, presidente de Acoplásticos, dice que “resultaría altamente inconveniente destruir decenas de miles de puestos de trabajo y el cierre de cientos de empresas, principalmente pequeñas y medianas, en medio de la crisis económica que se vive a raíz de la covid-19”.

Para el directivo, la solución a la problemática ambiental no está en prohibir el uso de plásticos sino en los residuos plásticos, en donde propone se debe hacer una regulación que promueva el reciclaje y acelere la transición hacia la economía circular.

El acero

Respecto a la producción de aceros, la Andi señala que el acero es un material 100% reciclable y puede usarse una y otra vez para crear nuevos productos en su ciclo productivo. Por ello, hoy en día, es el material más reciclado en el mundo, con más de 650 millones de toneladas al año. En Colombia, este sector se ha convertido en un ejemplo de economía circular gracias a que se recolecta toda la chatarra que puede reutilizarse y transformarse en la producción de productos como las barras corrugadas.  Gracias a esa labor, la industria siderúrgica colombiana es la mayor recicladora del país, reciclando 1 millón de toneladas de chatarra al año.

Indica la Andi que la industria nacional reutiliza alrededor del 95% de agua utilizada en la producción. También ha reducido significativamente las emisiones de CO2, a tal punto que las emisiones generadas a partir del proceso siderúrgico en Colombia es inferior al promedio World Steel Association, un 65% menos. Gracias a la implementación del modelo de economía circular hemos logrado reducir en un 50% el consumo de energía en la producción.

Fuente: El Nuevo Siglo

Noticias Externas

Noticias Internas