fbpx

Donald Trump, también ante un ‘impeachment’ empresarial

Esta noticia es propiedad de: Portafolio

Nueva York rescindirá concesiones, y varias marcas cortarán lazos con su empresa. Ayer, la Cámara de Representantes dio inicio al juicio político.

La Cámara de Representantes de Estados Unidos votó ayer a favor de realizar un nuevo ‘impeachment’ contra Donald Trump por su implicación en el asalto al Capitolio de la semana pasada, pero el político no es el único juicio que está enfrentando el mandatario, pues también se encuentra ante uno empresarial.

Esto es porque a raíz de los sucesos en el Capitolio, en los últimos días cada vez más empresas han ido asegurando que cortarán sus vínculos económicos con el mandatario y con sus marcas, lo que tendría un importante impacto en sus compañías y podría repercutir en su fortuna, la cual se estima en alrededor de US$2.500 millones, según el ránking de Forbes.

Ayer mismo, la ciudad de Nueva York, a través de su alcalde, Bill de Blasio, aseguró que terminarán las contrataciones que tienen con la empresa de Trump, entre las que se encuentran la gestión de algunas atracciones de Central Park y un campo de golf en el Bronx, entre otras.

“La ciudad de Nueva York no hace negocios con insurrectos. Estamos tomando medidas para rescindir los acuerdos”, aseguró de Blasio. Estos contratos tienen un valor superior a los US$17 millones.

En cuanto al lado empresarial, Deutsche Bank, el banco más utilizado en las últimas décadas por Trump, ha decidido que no hará más negocios con él una vez que este devuelva el préstamo de más de US$300 millones que debe a la entidad y que debe abonar en los próximos años.

Además, Signature Bank, otra entidad en la que Trump tiene cuentas personales con más de US$5 millones y que le ayudó a financiar su campo de golf en Florida, también ha decidido romper relaciones con el presidente saliente.

A esta lista, por supuesto, también hay que sumar a las tecnológicas y redes sociales. Estas últimas cerraron sus perfiles en las plataformas y clausuraron cuentas afines al mandatario, mientras que otras como Amazon le quitaron la red a otra firma, Parler, utilizada por grupos de extrema derecha.

No hay que olvidar que estas compañías siempre fueron críticas con Trump, especialmente por las restricciones en su pelea con China.

Además de esto, otras como AT&T, Mastercard, American Express, Cushman & Wakefield, Marriott, Dow, Morgan Stanley o Blue Cross Blue Shield han recortado las contribuciones al mandatario o a otros miembros de su partido que le han seguido apoyando.
La Asociación Profesional de Golf (PGA) dijo que no disputará su campeonato de 2022 en el Trump National Golf Club Bedminster en Nueva Jersey.

ADELANTE EL JUICIO

La Cámara de Representantes ayer aprobó dar inicio al nuevo juicio político contra Donald Trump, con 232 votos a favor (10 de ellos republicanos), proceso que ahora pasará a debatirse en el Senado, que vuelve a sus sesiones el 19 de enero, un día antes de la investidura de Joe Biden.

Este es el segundo juicio político que enfrentará el mandatario, y si bien las fechas no permitirían destituirle, el objetivo de los demócratas es inhabilitarle para cargos públicos.

Eso sí, a diferencia del impeachment anterior, en esta ocasión varios republicanos apoyarían la medida. Ayer mismo, el líder republicano en el Senado, Mitch McConnell, aseguró que cree que la acusación es fundada, y que se está planteando apoyar el juicio contra Donald Trump.

Fuente: Portafolio

Noticias Externas

Noticias Internas