fbpx

Economía colombiana cayó 9 % en el tercer trimestre de 2020

Esta noticia es propiedad de: El espectador

Los sectores de comercio, construcción y explotación de minas y canteras registraron las principales caídas entre julio y septiembre, según el DANE.

El Producto Interno Bruto (PIB) colombiano cayó 9 % en el tercer trimestre de 2020. Así lo explicó el DANE este martes durante una rueda de prensa virtual.

De acuerdo con el director de la entidad, Juan Daniel Oviedo, entre julio y septiembre de 2020 el comercio, la construcción y la explotación de minas aportaron -6,9 puntos porcentuales a dicha caída.

El sector de la construcción tuvo una contracción de -26,2 %, seguida por la rama que aloja a comercio, reparación de vehículos automotores, transporte, alojamiento y servicios de comida (-20,1 %) y la explotación de minas y canteras (-19,1 %).

Por su parte, las actividades que más crecieron fueron las del sector agropecuario, las actividades financieras y de seguros (ambas 1,5 %) y las inmobiliarias (1,8 %).

Si bien la cifra del tercer trimestre no resulta deseable a primera vista, Oviedo fue enfático en presentar un panorama de evidente recuperación en la economía, si se mira el desempeño del segundo trimestre con el tercero (es decir, la variación intertrimestral).

Oviedo destacó que las 12 ramas de actividades económicas crecieron en el tercer trimestre de este año, frente a los reportado en el segundo. De hecho, respecto a los tres meses anteriores, el PIB creció 8,7 %.

Desde los datos, el alcance de la senda de recuperación se puede ver de manera más cercana a través de las cifras de las actividades de comercio, transporte, alojamiento y servicios de comida porque “son altamente dependientes a la circulación de las personas, materiales y, por consiguiente, a todo el levantamiento de las medidas sanitarias que estuvieron vigentes hasta finales de agosto”, en palabras del funcionario.

Tras conocer los datos, Jaime Alberto Cabal, presidente de Fenalco, opinó que “no podemos regresar a ningún escenario de confinamiento ni de cierres parciales, tenemos que convivir en el sano equilibrio de cuidar la salud y también a la economía y al empleo”.

Camilo Rodríguez, presidente de la Cámara Colombiana de la Confección & Afines, aseguró que su mayor preocupación es la generación de empleo. “Necesitamos reactivar la demanda, pero para eso debemos generar puestos de trabajo formales para que la gente aumente su capacidad de consumo", indica.

Según las cifras del DANE, esta rama pasó de registrar una contracción anual de 23,5 % en julio (y de 25,4 % en agosto) a experimentar una caída de sólo -11 % en septiembre.

Bajo esa óptica, las actividades artísticas y de entretenimiento, otro de los renglones más duramente golpeados en el año (y en el trimestre), también experimentaron una mejoría notable, aunque no terminan por salir a flote: -34,9 % en julio y -24,8 % en septiembre.

De cierta forma, entonces, la economía del país no termina de sacar la cabeza del hueco cavado durante la pandemia, pero ciertamente sí pareciera comenzar su escalada hacia la luz.

Y de este punto parte una pregunta importante: en el agregado del año ¿qué tan certero es hablar de recuperación económica? En otras palabras, ¿qué tanto vamos saliendo de lo peor?

El propio Oviedo ofrece una respuesta al decir que la economía colombiana ha experimentado una corrección de casi dos terceras partes del descalabro registrado en abril, probablemente el peor mes del año, que agrupó el grueso de los efectos y restricciones del primer pico de la pandemia a nivel nacional.

Para este punto, bien es sabido que el optimismo quizá es una palabra que valga la pena no conjugar mucho en 2020. Las cifras de agosto sirven como un recordatorio para examinar con cautela el camino hacia la recuperación: en este mes el Indicador de Seguimiento a la Economía (ISE) registró un desalentador -10,37 %, que en nada se compara con el 20,52 % de abril, pero que desluce notablemente frente a las cifras de julio y septiembre (9,54 % y 7,25 %, respectivamente).

¿Qué significa esto? Una obviedad, pero que no resulta menos importante: los rebrotes son una amenaza seria para el desempeño de la economía. En otras palabras, y para hacerle el quite al falso dilema de salud o economía, lo que permiten ver estos datos es que el camino hacia la recuperación económica pasa, sin duda alguna, por el cuidado colectivo y el buen manejo de la pandemia.

De nada sirve tener un boom momentáneo para una actividad, como la venta de televisores, por ejemplo, si a la larga ese estímulo termina por llevarse por delante el trabajo agregado de mitigación en la expansión del virus.

“No hay una recuperación tan rápida como muchos decían, tipo en V. Sino, más bien, está el pronóstico de que ésta va a ser mucho más lenta. Para el cuarto trimestre habrá que ver los efectos de los eventos climáticos de estas últimas semanas y un posible pico de pandemia de fin de año", opina Diego Guevara, profesor de la escuela de Economía de la Universidad Nacional de Colombia y colaborador de este diario.

Según Guevara, sectores como el financiero, que lleva todo el año en terreno positivo, no va a tener un cambio de tendencia. "Es un renglón fortalecido y privilegiado y al final esto se ve en los datos, que comprueban un poco la tesis de que en Colombia la economía trabaja para las finanzas, incluso en medio de la peor crisis de la historia”, agregó.

Durante la rueda de prensa también se conoció que el gasto en el consumo final se contrajo 7,0 % en septiembre, las exportaciones cayeron 24,1% y las importaciones, 21,1 %.

Además, la contracción para los primeros nueve meses del año fue de -8,1 % frente a 2019. En este periodo, el comercio al por mayor y al por menor cayó 17,8 %, la construcción decreció 23,4 % y las industrias manufactureras cayeron 11,1 %.

En el segundo trimestre de 2020 la economía colombiana decreció 15,7 % (15,8 % en la serie corregida) y se consolidó como la peor caída trimestral en la historia reciente del país desde 1994, momento a partir del cual el cálculo se empezó a hacer desagregado en cuatro periodos, pues antes era una única cifra anual.

Esa vez, las actividades de comercio, industrias manufactureras y construcción explicaron 11,8 puntos porcentuales de la contracción del PIB.

Durante una rendición de cuentas que realizó el Ministerio de Hacienda hace unos días se estimó que la economía colombiana sufrirá un retroceso de entre 6 % y 7 % en 2020 a raíz de la pandemia. El Gobierno espera un rebote del 5 % para 2021 y prevé una caída de 5,5 % en el Marco Fiscal de Mediano Plazo de este año.

Fuente: El espectador

Noticias Externas

Noticias Internas