fbpx

Economía recuperaría el dinamismo por sectores y de manera gradual

El viceministro de Hacienda, Juan Alberto Londoño, aseguró que se han identificado algunos sectores con menor riesgo de contagio como el industrial.

En diálogo con afiliados de AmCham Colombia, el viceministro de Hacienda, Juan Alberto Londoño, aseguró que "si no abrimos nuestros sectores productivos de una forma responsable y adaptamos protocolos para prestar cada una de nuestras actividades, el impacto económico puede ser mucho mayor que el mismo de la pandemia, por lo que es importante recibir el apoyo de las empresas para hacer una apertura gradual, responsable y dinámica de la economía”.

La afirmación la realizó el funcionario durante un diálogo virtual con alrededor de 150 compañías afiliadas a la Cámara de Comercio Colombo Americana, AmCham Colombia, en el que reiteró el compromiso de su cartera con las medidas de contención de la epidemia, y el acceso a líneas de crédito e incentivos en pro de la empleabilidad y el desarrollo empresarial en el marco de la actual coyuntura.

Londoño afirmó que el Gobierno Nacional confía en que se pueda hacer un proceso de reactivación económica por sectores, de forma gradual, racional y responsable. “Hemos identificado sectores con menor riesgo de contagio y de gran impacto económico, entre los que se encuentra el sector industrial, pero para esto tenemos que dividir el comercio en varios segmentos y abrir algunos de estos al público. Otro de los que consideramos debe estar funcionando a plenitud es el sector financiero, para que no existan riesgos en el manejo de efectivo”, explicó

El viceministro afirmó que se mantendrán los recursos destinados a apalancar créditos con el fin de mantener la liquidez de las pequeñas, medianas y grandes empresas y que, en línea con esto, en los próximos días “se anunciará la posibilidad de usar los días festivos para que se vuelvan laborales en algún momento, dado que, en materia de producción cada día festivo tiene un costo muy alto”.

De acuerdo con Londoño, se está haciendo una capitalización del Fondo Nacional de Garantías (FNG), a través de recursos de todas las entidades públicas que tengan excedentes, con el fin de atender las necesidades de las micro, medianas y grandes empresas, por sectores específicos y, en general, para que alrededor de 70 billones de pesos entren a crédito.

“De esos 70 billones de pesos, alrededor de 12 billones -que pueden ampliarse a 20 billones- serán exclusivamente para MiPymes, porque entendemos que son grandes generadoras de empleo y que su situación es bastante riesgosa por el flujo de caja. A ellas, les estamos dando una garantía de la nación del 60% para que, si eventualmente no puedan pagar sus obligaciones, nosotros como nación asumiríamos el 60% de esa deuda frente al sistema financiero”, explicó el viceministro.

El funcionario agregó que, desde el 6 de abril, quedó implementada la línea del Fondo Nacional de Garantías y todas las compañías pueden solicitar crédito a través de la banca comercial. Así mismo, dijo que, como puede haber sectores que se vean perjudicados o que el sistema financiero tenga mayor aversión, también se habilitó a Findeter y a Bancóldex para que actúen como banca de primer piso y puedan otorgar créditos a las empresas directamente, a la vez que se fortalecerá el crédito a través del Banco Agrario y se están revisando algunas tasas preferenciales para sectores específicos.

En cuanto a la posibilidad de una reducción de impuestos, Londoño afirmó que, en este momento de la coyuntura no es viable, puesto que, la situación actual ha generado un problema de liquidez para todos, incluido el Gobierno Nacional, por lo que, se necesitan esos recursos para atender las necesidades de salud, transferencias directas y ayudas a la población vulnerable que se están adelantado.

En este sentido, el viceministro señaló que no es posible ampliar la suspensión del pago de parafiscales a todos los sectores, que inicialmente se estableció para la industria turística, restaurantes y aviación, ya que quedarían descubiertos el ICBF y el SENA, los cuales están prestando un servicio muy importante en este momento.

“La alternativa que estamos analizando, y esperamos poder anunciar en los próximos días, es que no se paguen los aportes a pensión durante un periodo de tres a cuatro meses, por parte de las empresas ni de los empleados, lo cual les representaría una disminución del 12%, y trasladar esos pagos al final de la vida laboral de las personas”, explicó Londoño.

El viceministro agregó que tampoco se ha considerado un diferimiento de IVA, pero lo que sí se está buscando es hacer una devolución rápida de los saldos a favor, por cualquier concepto, que tengan las empresas y aliviar el pago del impuesto de renta.

"Con esta medida lo que buscamos es que puedan pagar la renta sin presentar declaración, haciendo un supuesto y pagando el 50% de lo que deberían pagar, según los ingresos del año anterior. Esto se está estableciendo a través de un decreto que ya está listo para firma y mediante el cual buscamos otorgar unos alivios de caja considerables”, puntualizó.

Al respecto, la directora ejecutiva de AmCham Colombia, dijo que, “a través de estas reuniones virtuales con representantes del Gobierno Nacional, la Cámara está generando espacios de diálogo con empresarios de todos los sectores, para que puedan exponer directamente sus dificultades y propuestas frente a esta emergencia y, de esta manera, definir conjuntamente alternativas que promuevan el sostenimiento de sus negocios y el dinamismo de la economía".

Fuente: Portafolio

Noticias Externas

Noticias Internas