fbpx

El país amaneció con la reforma tributaria aprobada en la Cámara

Plenaria aprobó este proyecto en la madrugada de este viernes. Ahora pasará a sanción presidencial.

Pasadas las 12 de la noche, la plenaria de la Cámara dio inicio a la sesión convocada dentro del periodo extra del Congreso, para concluir el trámite de aprobación del polémico proyecto de ley de reforma tributaria.

La votación en la Cámara terminó siendo a favor del proyecto de reforma tributaria. Su aprobación, con algunas proposiciones a artículos, se dio pasadas las 4:50 de la mañana.

Durante esta sesión, los congresistas discutieron y votaron 16 artículos que ya venían en la ponencia, a lo que se sumaron 8 artículos nuevos y se reabrieron 11.

En total, el texto cuenta con 158 artículos, en los que se establecen beneficios fiscales para personas jurídicas y naturales, así como el cobro de algunos impuestos nuevos, que empezarán a regir a partir del primero de enero del 2020.

En la sesión hubo varias inconformidades de miembros de los partidos de oposición, que alegaban que no estaba habiendo debate a medida que se hablaba de los distintos artículos.

Incluso, hubo representantes que abandonaron la plenaria en medio de las votaciones, momentos posteriores a la intervención de un congresista, quien pidió que solo se permitiera intervenir a uno por partido político. Dicha proposición fue sometida a votación y aprobada por la mayoría.

De inmediato, Katherine Miranda, del partido Verde, anunció con vehemencia su retiro del recinto, alegando falta de garantías a la participación democrática.

Seguidamente, la representante María José Pizarro, quien un día antes había levantado la sesión alegando falta de quórum, también manifestó que se retiraba de la mesa porque consideraba que en la plenaria "no se estaba respetando ni al país ni a la bancada de oposición".

Minutos después, la representante volvió a unirse a la sesión, dejando constancia de que lo hacía porque no estaba para hacerles cómoda la plenaria a los demás representantes y al Gobierno.

Además del ministro Alberto Carrasquilla, la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, también hizo presencia en la plenaria. Gutiérrez llegó luego de haber estado en el Senado durante la discusión de la ley de crecimiento económico.

"Con esto se busca la estabilidad del país, era necesaria y las mayorías en el Congreso fueron apabullantes. Al final, se logra el gran objetivo que teníamos. La oposición quiso obstruir, pero por fortuna se sacó adelante la iniciativa. Tuvimos el apoyo, gracias a los acuerdos con algunos partidos políticos, para lograr una mejor reforma. No se presentaron vicios de trámite, quedamos muy tranquilos", dijo la Ministra del Interior en tono de victoria.

Precisamente, para no incurrir en un nuevo error, después de que el miércoles se levantó la sesión de manera intempestiva, la plenaria de esta corporación fue citada a partir de las 8 p. m. del jueves, y anunció que se iba a seguir discutiendo y votando en la siguiente sesión –dos trámites que no se pueden realizar el mismo día–, es decir, desde las 12:05 a. m. de este viernes. La sesión de la plenaria terminó durando casi cinco horas.

La tendencia fue aprobar lo mismo que ya había avalado el Senado, de manera que no se necesitara conciliación, como ocurre cuando los dos textos quedan distintos (en Senado y Cámara).

Hay que recordar que el Senado había terminado la aprobación total de la iniciativa al filo de la medianoche del miércoles.

El articulado aprobado

La plenaria aprobó el paquete social incluido en la reforma tributaria, que contempla los tres días sin IVA, la devolución de este impuesto a las familias de bajos ingresos y la reducción de los aportes a la salud para los pensionados.

Y aunque el proyecto original reproducía la ley de financiamiento, durante el trámite en el Congreso le han incluido nuevos artículos, los cuales no cambian mucho la esencia de la iniciativa presentada por el Gobierno. Por ejemplo, de acuerdo con lo aprobado por el Senado, se mantienen objetivos claves de la reforma de 2018, como el que busca que las empresas paguen menos impuesto de renta a cambio de que generen más empleo. Así, el impuesto de renta baja del actual 33 al 30 por ciento de forma progresiva, es decir, de a un punto por año.

También sobreviven el impuesto al patrimonio, que se cobrará a los que superen los 5.000 millones de pesos; el impuesto a los dividendos (ganancias) que se reparten los dueños de las empresas y la sobretasa al sector financiero, es decir que después de pagar lo correspondiente al impuesto de renta deben aportar un porcentaje adicional.
Lo que se podría considerar como nuevo son las propuestas encaminadas a mejorar las condiciones sociales de los colombianos más vulnerables. El resto se mantiene. En consecuencia, se incluyó y aprobó en la plenaria del Senado la devolución del IVA a las personas de menores ingresos, que no estaba en la reforma anterior.

Otra novedad es la posibilidad de que tres días del año sean sin IVA, medida que se aplicará para que las personas de menores ingresos puedan tener ahorros que les permitan comprar productos sin ese gravamen en algunas temporadas del año. Esto, a su vez, ayudará a impulsar más el comercio, que es un alto generador de puestos de trabajo.

También es novedad, y fue avalada por el Gobierno, la iniciativa que permitirá reducir los aportes a salud de los pensionados que reciban mesadas de hasta dos salarios mínimos.

En principio, la propuesta era solo para aquellos con pensiones de un salario mínimo, pero en las discusiones del miércoles en la noche se elevó el rango a dos salarios mínimos. Así, los pensionados pasarán de aportar el 12 por ciento para su salud cada mes a pagar en el 2022 el 4 por ciento, con lo cual no se les reducen tanto sus ingresos y, de esta forma, pueden satisfacer otras necesidades básicas.

A la iniciativa también le incorporaron la exclusión del IVA a las cirugías estéticas y bicicletas (de menos de 50 UVT) y el cambio de régimen de las farmacéuticas nacionales de excluidas a exentas en este gravamen, entre otros temas claves, tanto para elevar el recaudo tributario como para mejorar las condiciones sociales de la población.

Y si bien en los últimos meses el tema de la reforma tributaria ha sido reiterativo, muchas veces no se tiene claro lo que es ni para qué sirve.

En Colombia, al igual que en todos los países, existe un estatuto tributario que fija las normas para el cobro de los impuestos a los contribuyentes. Por lo general, cada gobierno busca reformar dicho estatuto y así mejorar los ingresos públicos que le permitan adelantar más programas sociales y obras de desarrollo.

Los votos a favor de la reforma tributaria fueron 98; mientras que 45 representantes votaron en contra. La votación culminó tratando de coincidir con lo que ya había aprobado el Senado,  por lo cual la iniciativa no pasó a conciliación.

Ya aprobado en el Senado y en la Cámara, el proyecto de reforma tributaria pasará a sanción presidencial.

Fuente: El Tiempo

Noticias Externas

Noticias Internas