fbpx

Estados Unidos certifica a Colombia en la lucha contra las drogas

Esta noticia es propiedad de: El Tiempo

Estados Unidos acaba de certificar el desempeño de Colombia en la lucha contra las drogas durante el año 2020, catalogando los esfuerzos adelantados como “sorprendentes”, dados los retos y las restricciones que presentó la pandemia de covid-19.

Esa certificación, otorgada por el Departamento de Estado, era necesaria para que Estados Unidos pudiera entregar el 20 por ciento de los recursos que este país asigna anualmente para el combate contra las drogas y que equivale a unos 25 millones de dólares.

En el documento, Estados Unidos recuerda que el gobierno de Iván Duque se comprometió a reducir los cultivos en un 50 por ciento antes de finales del 2023. Es decir, lograr que las hectáreas no pasen de 100.000 y que la producción de cocaína esté por debajo de las 450 toneladas métricas.

Pero, en ese mismo sentido, Washington insiste en que, no obstante los buenos resultados, es necesaria una estrategia integral que incluya la fumigación aérea.

“El gobierno Duque logró sorprendentes resultados en el 2020 pese a los retos del covid-19 y un encierro de seis meses. Una estrategia integrada de erradicación que incluya una fumigación aérea dirigida es esencial para alcanzar la meta conjunta de reducir los cultivos al 50 por ciento en relación con los niveles del 2017”, dice el documento, presentado al Congreso tal como lo requiere la ley.

Dice, a su vez, que los resultados seguirán mejorando si Estados Unidos mantiene el apoyo al país. Según el Departamento de Estado, la erradicación adelantada por el Gobierno en el 2020 fue la más eficiente de los últimos diez años, pues se lograron destruir más de 130.000 hectáreas a través de la erradicación forzosa, y batiendo las mismas metas que se habían pactado para el año en cuestión.

Y citan muchos progresos en la interdicción de narcóticos, químicos utilizados para su elaboración y destrucción de laboratorios. De acuerdo con estos, las autoridades decomisaron 579, 9 toneladas métricas de cocaína, 22.868 toneladas métricas de precursores químicos sólidos y casi cinco millones de galones de precursores químicos líquidos.

Así mismo, se destruyeron casi 5.000 laboratorios para procesar base de coca y otros 236 para el refinamiento de cocaína. También destacan importantes golpes contra los carteles de la droga, la apertura de 1.157 procesos criminales y la condena de 770 personas por tráfico de drogas.

Fuente: El Tiempo

Noticias Externas

Noticias Internas