fbpx

Heredero de Arabia Saudita espera que Aramco de Nasser lidere inversión

Esta noticia es propiedad de: La República

Mohammed bin Salman acelera los esfuerzos para diversificar su economía, dependiente del petróleo. ¿Cómo va a financiarlo?.

El príncipe heredero Mohammed bin Salman confía en que las empresas más grandes de Arabia Saudita que cotizan en bolsa inviertan US$ 1.300 millones en el reino durante la próxima década y las insta a reducir los dividendos, mientras intenta acelerar los planes para diversificar su economía, dependiente del petróleo. El Príncipe dijo que más de 20 empresas acordaron participar en su iniciativa, con 60% de la inversión liderada por el gigante petrolero estatal Aramco y la petroquímica Sabic.

"Eso no perjudicará a los accionistas de esas empresas porque, en lugar de obtener dividendos en efectivo, obtendrán un crecimiento en el mercado de valores", dijo el príncipe Mohammed. "Lo que estamos tratando de crear es crecimiento en Arabia Saudita: crecimiento del PIB, más empleos en Arabia Saudita, más ingresos para el Gobierno saudí y una vida mejor para los saudíes", agregó.

Un funcionario saudí le dijo al Financial Times que la iniciativa era opcional y que las empresas deberían decidir si reducen sus dividendos. Agregó que se espera que Aramco, que abrió 1,7% de su capital a bolsa a fines de 2019, mantenga su promesa de pagar su dividendo anual de US$ 75.000 millones de manera prorrateada a los minoritarios.

La iniciativa es la última señal de que el Príncipe busca agresivamente inversiones en Arabia Saudita para respaldar sus ambiciosos planes de modernizar a su país. También, sugiere que se está centrando más en la inversión nacional, ya que el reino luchó por atraer capital extranjero a sectores fuera de la energía.

Mohammed al-Jadaan, el ministro de Finanzas, dijo al Financial Times que el Gobierno ofrecería incentivos a las empresas que participan en el plan, incluidas exenciones fiscales, garantías sobre los precios de las materias primas para proyectos de uso intensivo de energía y algunos préstamos en condiciones favorables. Dijo que el objetivo era "acelerar las inversiones del sector privado".

Los funcionarios sauditas insisten en que las inversiones de las grandes estatales impulsarán al sector privado. El Fondo de Inversión Pública, presidido por el Príncipe, se comprometió a invertir US$ 40.000 millones anuales en el reino durante los próximos cinco años. El heredero dijo que su inversión nacional total hasta 2030 sería de US$ 800.000 millones.

Jadaan rechazó las sugerencias de que Aramco se utilizaría como una herramienta para el desarrollo estatal. Anteriormente, tenía la tarea de construir escuelas, hospitales y otra infraestructura. "Aramco tiene su propio gobierno e invertirá en su sector según lo considere apropiado. Como empresa que cotiza en bolsa, no quisiera especular sobre sus planes de inversión", dijo.

Amin Nasser, CEO de Aramco, declaró a Cnbc que el grupo "emprendería inversiones que sean comercialmente beneficiosas y que maximicen el valor para nosotros". Agregó que Aramco era "muy capaz" de ejecutar megaproyectos cumpliendo con las "expectativas de sus accionistas".

No está claro cómo Aramco, que también paga dividendos, impuestos y regalías al Estado, buscará financiar estos proyectos. Es, también, el principal accionista de Sabic, tras comprarle al fondo soberano su 70%, por US$ 69.000 millones, hace dos años.

"Esa duda es reveladora de la enorme tarea requerida para diversificar su economía lejos del petróleo. Es un barco enorme que intenta navegar en un espacio y tiempo limitados, ya que el mundo está cambiando demasiado rápido ", dijo John Sfakianakis, un experto del Golfo en la Universidad de Cambridge.

"Incluir al sector privado en los planes de desarrollo del país es fundamental. Pero, incluso, un logro parcial es mejor que nada, dada la enormidad de la tarea de diversificar ".

Fuente: La República

Noticias Externas

Noticias Internas