fbpx

Impuestos a salarios altos, gasolina y otros: los tributos que nacerían con la reforma

Esta noticia es propiedad de: El Espectador

La norma contempla un nuevo impuesto nacional a vehículos que ahora incluye un factor de contaminación. El proyecto también crea un tributo solidario para todos los que reciban más de $10 millones mensuales por salario, prestación de servicios o pagos de mesadas pensionales y habilitaría la instalación de peajes dentro de ciudades capitales.

Este jueves se conoció un documento con el articulado del proyecto de reforma tributaria que se presentará y radicará oficialmente a las 2 de la tarde. En él se contemplan beneficios sociales, nuevos bienes excluidos del IVA y también la creación de varios impuestos.

Según el texto, a partir del 1° de julio de 2021 y hasta el 31 de diciembre de 2021 se establecería un impuesto temporal y solidario para los ingresos altos. En esencia, la base de este impuesto se establece para quienes reciban por salario o pagos por prestación de servicios desde $10 millones mensuales en adelante, tanto en el sector privado, como en el público. La tarifa del tributo es de 10 % sobre la base gravable.

Así mismo, aplica para quienes reciban este mismo monto de dinero, o más, por concepto de “ intereses, rendimientos financieros, arrendamientos, regalías, explotación de la propiedad intelectual y dividendos y participaciones (…) el pago o abono en cuenta mensual periódico de las mesadas pensionales o asignaciones de retiro, sin consideración del régimen pensional”.

Este impuesto, según el texto de la reforma, podrá ser tomado por el contribuyente como “descuento en el impuesto sobre la renta en la declaración del año gravable 2021 y de los periodos gravables siguientes, hasta descontar el cien por ciento (100 %) del valor pagado. El descuento para el año gravable 2021 puede ser hasta del cincuenta por ciento (50 %) del valor del impuesto temporal y solidario a los ingresos altos”. Y, a la vez, advierte que este tributo no puede entenderse como un costo o gasto a la luz del impuesto de renta.

A su vez, se autoriza a los municipios, distritos y departamentos adoptar la sobretasa a la gasolina motor extra y corriente. Y se propone crear la sobretasa al ACPM, que sería cobrada por la Nación y distribuida en un 50 % para el mantenimiento de la red vial nacional y otro 50 % para los departamentos, incluido el Distrito Capital.

La tarifa de la sobretasa al ACPM sería de $301 por galón. La sobretasa al ACPM para consumo en municipios zonas de frontera se liquidaría con una tarifa de $204 por galón para el producto nacional y $114 por galón para el producto importado

Peajes dentro de ciudades capitales

El documento incluye un artículo en el que se autoriza a las ciudades capitales a instalar peajes dentro de su jurisdicción en las vías que se encuentren a su cargo (excepto vías del orden nacional), esto con el fin de que puedan financiar la construcción y el mantenimiento de infraestructura de movilidad. Para ello, no necesitarían un concepto del Ministerio de Transporte, pero sí autorización del concejo municipal o distrital.

Se cobrarían peajes a todos los usuarios de las vías, excluyendo a las bicicletas, máquinas extintoras de incendios de los Cuerpos de Bomberos Voluntarios, ambulancias, vehículos de las Fuerzas Militares y de la Policía Nacional y vehículos oficiales del Inpec y otras instituciones.

El valor de la tarifa sería determinado por la autoridad distrital o municipal competente y el recaudo estaría a cargo de la respectiva entidad pública responsable de la prestación del servicio.

“Para la determinación del valor del peaje, se tendrá en cuenta un criterio de equidad fiscal, y el beneficio recibido por los contribuyentes en aspectos de movilidad urbana”, dice el artículo. También se contemplan tarifas diferenciales en proporción a las distancias recorridas, características vehiculares y sus costos de operación.

Fuente: El Espectador

Noticias Externas

Noticias Internas