fbpx

Industria avícola del Valle tiene 100 millones de huevos represados

Esta noticia es propiedad de: El Espectador

Las empresas del sector revelaron cifras de las pérdidas y le pidieron al gobierno que se habiliten corredores humanitarios para el paso de los alimentos.

El sector avícola, como muchos otros en la cadena del agro, se ha visto fuertemente afectado por los bloqueos en diferentes vías de todo el país en el marco del paro nacional. Solo en el suroccidente, donde se produce alrededor del 30 % del huevo y del 20 % del pollo, se estima que la industria tiene 100 millones de huevos y 10.000 toneladas de pollo represadas, lo que ha llevado al desabastecimiento de estos productos en varias ciudades del país.

Además, la escasez de alimentos para la cría de animales ha provocado la muerte de los mismos y, en consecuencia, pérdidas millonarias. Se estima que en la región se han dejado de alimentar 49 millones de aves; de hecho, fue necesario sacrificar tres millones de pollitos recién nacidos por la imposibilidad de acceder a concentrados. Y la situación de orden público los golpea directamente desde otro frente: se calcula que, producto de saqueos, se han perdido más de 60.000 aves en las últimas semanas.

Ante la crisis, la mayoría de las empresas de la cadena le han reclamado al gobierno falta de acompañamiento y poca gestión para encontrar soluciones. También han insistido en la necesidad de que se habiliten corredores humanitarios para pasar los alimentos y poder garantizar el derecho a la protesta, al mismo tiempo.

Una de ellas es Incubadora de Santander, conocida por su marca Huevos Kikes, con presencia en el mercado hace más de 50 años. El presidente de la firma, Juan Felipe Montoya, dijo sentirse abandonado por el gobierno, “somos parte del aparato productivo del país, generamos empleo, traemos bienestar a nuestra gente y a la zona donde pertenecemos, pero llevamos 12 días donde no pasa absolutamente nada y ya tenemos cinco millones de aves en ayuno”.

Montoya calcula que la afectación en el número de unidades producidas por cuenta de esta situación será de tres meses, “sin descartar la posibilidad de que la compañía definitivamente se vaya y cerremos las puertas”.

El vocero de la compañía, que emplea a 2.500 personas, advirtió además que en el Valle del Cauca están el 35 % de “los papás de las gallinas; si se mueren no vamos a tener ponedoras y no van a tener hijas, lo que quiere decir que no vamos a ser capaces de tener producción de huevo”. En este departamento se produce también el 80 % de la bandeja donde se empacan los huevos.

Las declaraciones se conocieron en medio de una sesión de la Cámara de Representantes en la cual Montoya les pidió a los congresistas su intervención para superar la crisis en la que se encuentra el sector avícola, una industria que en condiciones normales produce 1.600 toneladas de pollo y más de 16.000 millones de huevos al año para atender un mercado que tiene preferencia por esta proteína, al ser la más barata disponible.

También viven una grave situación quienes viven de cultivos de alimentos altamente perecederos, como las frutas o el café. Según un balance de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), se han registrado dificultades de movilización en 29 de los 32 departamentos del país con afectaciones directas en alrededor de 300 municipios de donde no se han podido despachar los alimentos.

De hecho, por redes sociales se han conocido iniciativas de venta al menudeo de las cosechas, como naranja, en el Eje Cafetero, o piña, en Bucaramanga, por la dificultad de mover los productos al interior del país. En respuesta a esta situación el gremio de los comerciantes, Fenalco, hizo un llamado a mantener el respeto durante el paro y no acudir al vandalismo, pues calculan que acumulan pérdidas superiores a $1 billón, “cifra que crece conforme se agudizan los actos vandálicos, afectando especialmente a los establecimientos comerciales”.

Fuente: El Espectador

Noticias Externas

Noticias Internas