fbpx

La Canciller Merkel, el Director General Azevêdo y los jefes de otros organismos celebran un debate sobre la pandemia

El Director General de la OMC Roberto Azevêdo participó en una reunión virtual organizada el 20 de mayo por la Canciller alemana Angela Merkel para examinar los efectos de la pandemia de COVID-19 en la salud, la economía y la sociedad, así como la respuesta de política a nivel internacional. Los jefes de la OIT, el FMI, la OCDE y el Banco Mundial también asistieron a la reunión.

Hablando después de la reunión, Azevêdo dijo:

“La crisis de salud más aguda en un siglo ha provocado la peor crisis económica de nuestras vidas. El impacto social y económico ya ha sido tremendo: disminución de la producción, pérdida masiva de empleos y aumento del hambre. Años de progreso de desarrollo ganado con tanto esfuerzo corren el riesgo de revertirse. Los economistas de la OMC proyectan que el comercio caerá abruptamente en todas las regiones y sectores”.

“El comercio será un ingrediente importante en la recuperación económica. Las dramáticas medidas fiscales y monetarias que hemos visto son esenciales y bienvenidas. Pero las políticas comerciales también deben ir en la misma dirección. Cerrar el comercio significaría perturbaciones innecesarias de la oferta, un crecimiento más lento, una productividad más débil, mayores cargas de la deuda real y niveles de vida más bajos. La interrupción de las cadenas de suministro transfronterizas para equipos médicos haría que sea más difícil y costoso aumentar la muy necesaria producción. Las restricciones comerciales para productos agrícolas corren el riesgo de convertir una emergencia sanitaria en una emergencia alimentaria”.

“Una crisis sin precedentes requiere una solidaridad sin precedentes en respuesta, y esto incluye la cooperación en el comercio. Elogio a la canciller Merkel por sus esfuerzos para fomentar esa solidaridad, en Europa y en todo el mundo ".

 

Fuente: OMC

Noticias Externas

Noticias Internas