fbpx

La Unión Europea reduce a 3,8 % su previsión de crecimiento para 2021

Esta noticia es propiedad de: El Espectador

Con relación a la inflación, la UE había previsto en enero que cerraría el 2021 en 1,1 %, pero ahora elevó esa expectativa a 1,4 %.

La Unión Europea (UE) recortó este jueves a 3,8 % su previsión de crecimiento económico para 2021 (contra 4,2 % en noviembre), aunque expresó un “cauteloso optimismo” en un repunte más rápido de lo esperado a partir de la segunda mitad del año.

De acuerdo con su más reciente informe, la UE consideró que las perspectivas de corto plazo son débiles “porque la pandemia aumentó su control sobre el continente”, pero también confió en que la economía europea alcance antes de lo previsto los niveles previos a la crisis sanitaria si las campañas de vacunación se generalizan.

“El crecimiento económico debería retomarse en la primavera y ganar impulso en el verano (de julio a septiembre), a medida que progresan los programas de vacunación y se flexibilizan las medidas de contención”, señala el informe.

Además, “una previsión mejorada de la economía global apoyará esta recuperación”.

Los economistas de la UE, no obstante, señalaron que el impacto de la pandemia “permanece desparejo” en los estados del bloque “y la velocidad de la recuperación también se proyecta que variará de forma significativa”.

Apoyada en este esperado impulso a partir del segundo semestre de este año -por las campañas de vacunación y flexibilización de las medidas de confinamiento-, la UE modificó la tendencia prevista para el crecimiento del PIB en 2022.

Sin embargo, el documento menciona la persistencia del riesgo de un aumento en el número de contagios “como resultado de nuevas variantes del coronavirus” o un avance muy lento de las campañas de vacunación, que retrasaría el levantamiento de las medidas de contención.

Además, el informe advierte que “las grandes divergencias” entre países “observadas desde el inicio de la crisis podrían profundizarse y conducir a una fragmentación que afectaría el funcionamiento del mercado interno”.

“La crisis podría dejar cicatrices más profundas en el tejido de la sociedad y la economía europea, a través de quiebras generalizadas y pérdida de puestos de trabajo”, señaló el documento entre los riesgos.

También mencionó que una gradual retomada de la actividad económica exigirá “estrategias cuidadosamente diseñadas” para cerrar los programas de soporte, ya que una “retirada prematura” podría aumentar los riesgos.

Con relación a la inflación, la UE había previsto en enero que cerraría el 2021 en 1,1 %, ahora elevó esa expectativa a 1,4 %, pero mantuvo para 2022 una previsión de 1,3 %.

En una nota, el Comisario Europeo de Economía, Paolo Gentiloni, destacó que la economía europea podría alcanzar los niveles previos a la pandemia antes de lo esperado, “pero la producción perdida en 2020 no se recuperará tan rápido, ni al mismo ritmo” en el bloque.

Fuente: El Espectador

Noticias Externas

Noticias Internas