fbpx

Perspectivas agrícolas de la UE 2019-30

Perspectivas agrícolas de la UE 2019-30: demandas sociales que impulsan el desarrollo del mercado de alimentos, combinando asequibilidad, sostenibilidad y conveniencia

Se espera que la demanda de productos lácteos, especialmente de queso, continúe aumentando, lo que lleva a una mayor producción de leche en la UE para 2019-30. Paralelamente, el brote de peste porcina africana en Asia seguirá afectando el mercado mundial de la carne y los flujos comerciales. Estas son solo algunas de las proyecciones de la agricultura de la Unión Europea en el informe 2019-30 publicado el 10 de diciembre de 2019 por la Comisión Europea.

Las expectativas de los consumidores continuarán dando forma a las nuevas tendencias del mercado de alimentos, abarcando temas como la salud, el bienestar animal, el cambio climático y las preocupaciones ambientales, así como la conveniencia y la asequibilidad. Por ejemplo, en 2019, los factores más importantes para los consumidores de la UE al comprar alimentos incluyen el costo y seguridad alimentaria.

Estas preocupaciones se convertirán en una oportunidad para el desarrollo de nuevos sistemas de producción, tales como productos locales, orgánicos, libres de transgénicos u otros productos certificados, que son cada vez más demandados. Sin embargo, como lo destaca el informe, las expectativas de los consumidores pueden ser contradictorias. Los estilos de vida ocupados favorecen al aumento de comidas preparadas y alimentos para llevar, que no siempre son compatibles con los factores descritos anteriormente.

Según el informe, el consumo global de alimentos per cápita está aumentando, así como la autosuficiencia en ciertas partes del mundo. Esto tendrá un impacto en el comercio mundial y proporcionará oportunidades para algunos mercados agroalimentarios de la UE pero también crea un aumento en la competencia por otros.

Se espera que la tierra destinada a la producción agrícola disminuya en la UE durante el período de estudiado, para llegar a 178.3 millones de hectáreas en 2030. Por el contrario, está proyectado que la tierra utilizada para cultivos proteicos, forraje y semillas oleaginosas aumente en un 46%, 2% y 1% respectivamente en comparación con 2020.

Este año, el informe de perspectivas agrícolas de la UE prevé un escenario sobre el impacto de un cambio de proteínas en la alimentación durante los próximos diez años. Suponiendo un aumento significativo de las dietas alternativas basadas en plantas, se analiza el impacto en los mercados de carne y lácteos, los mercados de cultivos y el medio ambiente.

En esta edición del informe de perspectivas a medio plazo se ofrece un escenario: el impacto del brote de peste porcina africana (PPA) en China en los mercados cárnicos mundiales y de la UE. Se consideran dos opciones, una recuperación más rápida en la que la producción de carne de cerdo en China supera los niveles anteriores a la PPA en 2030 y una recuperación más lenta en la que la producción de carne de cerdo en China en 2030 está por debajo de los niveles previos a la PPA. Para ambos escenarios, la demanda de importación china alcanzará niveles récord, lo que conducirá a mayores exportaciones de socios clave, incluida la UE. Esto también conducirá a una expansión de la producción fuera de China en los próximos dos o tres años. Sin embargo, en la UE, el aumento de la producción estará limitado por los requisitos de política ambiental en la mayoría de los estados miembros de la UE.

Además, el informe también incluye proyecciones para los aspectos ambientales y climáticos. Por primera vez, incluye indicadores que tienen en cuenta las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) de todo el sistema alimentario (granja y cadena alimentaria). También analiza las huellas de carbono, nitrógeno, agua y tierra. Se prevé que la disminución esperada en el número de ganado lechero contribuya a una reducción en las emisiones de GEI. Por otro lado, los mayores rendimientos de producción de cultivos podrían aumentar las emisiones de óxido nitroso (N2O), debido a la aplicación de estiércol en los campos. Teniendo en cuenta que los modelos de análisis ambiental no tienen en cuenta los cambios continuos y esperados en las prácticas agrícolas, se proyecta que las emisiones generales de GEI agrícolas se mantendrán en un nivel comparable para 2030. Las emisiones, muestran que la UE tiene una huella del sistema alimentario más baja que el promedio mundial para la mayoría de los productos.

Descargar Informe Aquí

Fuente: Comisión Europea

Noticias Externas

Noticias Internas