fbpx

Pideka se enfoca en el cannabis farmacéutico

La compañía colombo-canadiense enviará sus productos de nivel fármaco a Europa, Estados Unidos y Canadá.

Pideka, el brazo farmacéutico de Ikänik Farms, es una empresa colombo-canadiense, constituida hace cuatro años, con licencia para el cultivo de cannabis medicinal, producción, extracción derivados y exportación.

“Somos la primera empresa de cannabis medicinal 100% in door en Latinoamérica, es decir, que tiene todos su procesos de producción controlados en instalaciones cerradas”, dijo Borja Sanz de Madrid, presidente de la compañía.

La empresa montó invernaderos que operan como laboratorios donde se cultiva cannabis medicinal. “Allí les damos a las plantas todo lo que necesitan para que mantengan su alta calidad farmacéutica. Somos los primeros en contrastar la primera flor en grado medicinal, avalada por Agrosavia, que ha sido enviada a Europa, para la farmacéutica internacional”, explicó.

¿Dónde inicia el proceso y dónde termina?

Inicia con la producción y multiplicación de la semilla, pasando por la producción de flor 90 días después, hasta la obtención del extracto y el despacho del producto final. Contamos con licencia para el desarrollo genético y de semilla, cultivos, extracción y derivados.

Estamos en el nivel fármaco, es decir en el más alto de los productos que se obtienen en esta industria.

¿Quién es el cliente final?

Tenemos dos tipos de clientes. Los que nos compran el extracto medicinal y los clientes farmacéuticos que adquieren el producto final para exportación.

¿Ya están exportando?

Hemos hecho algunos envíos de carácter investigativo. Estamos preparados para hacer exportaciones de grado medicinal. Para ello se requieren las certificaciones para cultivar, procesar y vender grado medicinal. Contamos con el aval de buenas prácticas de cultivo farmacéuticas para la industria. Este es el pasaporte para iniciar las ventas legales al exterior para las empresas farmacéuticas. Hemos cumplido con todas las exigencias europeas, norteamericanas y canadienses, para colocar nuestros productos.

¿Dónde está ubicada la planta de producción?

En el municipio de Tocancipá, cerca a Bogotá. Allí tenemos un laboratorio de 1.200 metros cuadrados. Estamos terminando una infraestructura de 11.000 metros más, para cultivar 370.000 plantas más. Este es el proyecto in door medicinal más grande de Latinoamérica.

¿Cuántos empleos están generando?

Como tenemos producción en área cerrada y controlada, contamos con alta tecnología. Los puestos de trabajo son para entre 110 o 120 personas. Se trata de empleos formales y calificados.

¿En qué países están sus compradores potenciales?

La mayor demanda proviene de Europa, especialmente Alemania, pero nos han manifestado mucho interés desde España, Portugal y los países del Este. También desde EE. UU. y Canadá.

¿Cuándo empiezan a producir el cannabis farmacéutico?

Ya lo estamos haciendo. Hemos pasado la prueba agronómica y avanzamos en la producción para ir a venta. Estamos trabajando en la finalización de los acuerdos para llevar a cabo exportaciones.

¿Todo se comercializa en extractos?

No. Hay diversos productos. Extractos, pastillas, cápsulas sólidas, parches y hasta inhaladores. Las farmacéuticas hacen los pedidos dependiendo de lo que necesiten. Eso también responde a la patología o enfermedad para la que se vaya a usar el producto. Por ejemplo, cáncer, esclerosis múltiple, dolores crónicos.

¿Qué significa y qué beneficio trae el hecho de que el proceso se realice en un ambiente controlado?

Esto nos permite llevar a cabo un control absoluto en los componentes de cannabis sicoactivo y no sicoactivo, en el porcentaje que el cliente pida. Eso le garantiza al cliente que se le entregará la cantidad solicitada con los componentes señalados. Tenemos contratos de uno, dos o tres años. Laboratorios de las multinacionales farmacéuticas exigen control permanente de los cultivos y de los procesos.

¿Cuánto vale un litro de extracto en el mercado internacional?

Un litro de extracto de grado medicinal certificado puede costar unos 30.000 dólares (Unos 105 millones de pesos).

¿Cuántos productos se obtienen del cannabis?

Muchos. No todos producimos lo mismo y no todos estamos comprometidos con la misma industria. Por ejemplo, nosotros solo producimos para el sector farmacéutico del más alto nivel. Pero otros pueden vender líneas a industrias como la veterinaria, textil, construcción y cientos de actividades.

¿Colombia ya tiene regulación clara sobre esta industria?

Como es un negocio nuevo, todos estamos aprendiendo y cuando esto sucede no se puede pretender que todo funcione rápido y sin someternos a la práctica de prueba y error. Esto nos lleva a que unas instituciones sean más ágiles que otras, pero tenemos que tener ya claridad para llevar a cabo exportaciones. Esta es una industria que requiere completar el ciclo de regulación.

¿Qué barreras persisten?

Los cupos de exportación.

El extracto farmacéutico lo pueden usar los laboratorios que operan en el país?
Claro que sí. Estamos en conversaciones para que adquieran nuestros productos. Ellos pueden hacerlo y, además, quieren.

¿Y eso está pasando en Colombia?

No. Estamos dando los pasos poco a poco. Para exportar se requiere regulación del país de origen como de las naciones que hace la importación.

Fuente: Portafolio

Noticias Externas

Noticias Internas