fbpx

Procaps invertirá US$215 millones en crecimiento tras su fusión con Union Acquisition

Esta noticia es propiedad de: La República

Luego de las transacciones, la barranquillera cotizaría en Nasdaq para el tercer trimestre del año y buscaría adquirir más compañías

Procaps anunció la firma de dos acuerdos con Union Acquisition Corp II (UAC II); uno de financiamiento y otro de combinación de negocios definitivo, que le permitirán a la colombiana cotizar en el índice Nasdaq e impulsar su crecimiento en el mercado internacional, para el que tendrá US$215 millones.

Hay que tener presente que el emisor en bolsa de la compañía de cheques en blanco se denomina LATN, y con la combinación entre las dos empresas pasará a ser PROC. Con lo que, tanto UAC II como Procaps se convertirán en subsidiarias de propiedad total de esta nueva compañía combinada, que dirigirá Rubén Minski.

Al analizar los acuerdos, el de financiamiento se realizó por medio de una inversión privada en capital público o PIPE, en la que un grupo de inversionistas líderes se comprometieron a adquirir US$100 millones en acciones ordinarias de LATN a US$10 la acción, proceso que cerrará con la combinación de los negocios.

En esta transacción, según recogió Reuters, habrían participado inversionistas de la región y del sector salud que se encuentran incluidos en fondos como Compass Group, Moneda Asset Management y Consorcio Seguros.

“Es un paso importante en el proceso de internacionalización de las empresas colombianas, particularmente esta firma en el sector farmacéutico en el contexto en el que estamos viviendo. Es una oportunidad valiosa para la empresa, pero da una señal del interés de la inversión extranjera en el país”, explicó Juan Nicolás Garzón, internacionalista y docente de la Universidad de La Sabana.

Además de estos US$100 millones, Procaps, que combinada ahora está avaluada en US$1.100 millones, contará con US$200 millones adicionales de recursos en custodia fiduciaria de LATN al cierre de la transacción, con lo que completaría US$300 millones a disposición de la nueva compañía y su estrategia de crecimiento.

Según precisó el CFO de la farmacéutica colombiana, Sergio Mantilla, el cierre de la transacción se daría a inicios del tercer trimestre de este año, y recordó que el negocio “se hace por varias razones, la primera es crecer”, precisó.

“Después de muchas discusiones los accionistas de Procaps han decido que dada la cantidad de oportunidades que hay para crecer, son mayores que la habilidad de fondearlas con sus recursos propios, y decidieron recoger estos US$300 millones por medio de este modelo combinado de SPAC y PIPE para poder capturar esas grandes oportunidades que hay de crecimiento orgánico e inorgánico”, añadió Mantilla.

El CFO del Grupo Procaps también explicó que de los fondos recolectados con la fusión se descontarán los gastos de la transacción y de una redención por US$60 millones al IFC, accionista de Procaps, lo que dejaría US$215 millones a disposición del crecimiento de la compañía. “US$165 millones para crecimiento inorgánico y US$50 para crecimiento orgánico”, confirmó.

Entre los rubros en los que se enfocará la farmacéutica está la investigación, innovación, el desarrollo de nuevos productos y la adquisición de otras empresas del sector en la región. Con la transacción, la compañía espera cerrar el año con ingresos por US$436 millones, lo que representaría un crecimiento de 12% frente a 2020.

“Hay muchas posibilidades en el mercado que nos llaman la atención, hay muchas compañías farmacéuticas familiares, de tamaño medio que están pasando de segunda a tercera generación, entonces hay una oportunidad de consolidar la industria latinoamericana, hay geografías en las que no estamos y nos interesaría profundizar para hacer alguna adquisición”, concluyó Mantilla.

Para Garzón, la posibilidad de que esta dinámica de fusiones se siga presentando es grande, especialmente “porque hay una tendencia de que los grandes jugadores en el mercado mundial de los medicamentos cobren más protagonismo e importancia”.

Con la fusión, los accionistas que tienen 100% de los títulos quedarán con 70% de la compañía; además, se realizará un flotante con los inversionistas que suscribieron el PIPE y los accionistas del SPAC que quedarán con 25% del total y la IFC quedará con 5% restante.

Fuente: La República

Noticias Externas

Noticias Internas