fbpx

¿Quién es el nuevo presidente ecuatoriano, Guillermo Alberto Santiago Lasso Mendoza?

Esta noticia es propiedad de: La República

El nuevo mandatario fue presidente ejecutivo del Banco de Guayaquil por casi 20 años y tuvo un breve paso por la filial de Coca-Cola.

En la segunda vuelta presidencial del domingo, con 52,5% de los votos, Guillermo Lasso fue elegido como el nuevo presidente de Ecuador. El empresario conservador venció al economista Andrés Arauz, protegido del expresidente Rafael Correa y ganador de la primera vuelta presidencial de febrero con 32,7% de los votos.

Guillermo Alberto Santiago Lasso Mendoza nació en Guayaquil y es el menor de 11 hermanos. Es un empresario y banquero que comenzó a trabajar desde los 15 años en la Bolsa de Valores de Guayaquil, donde fue escalando posiciones rápidamente hasta convertirse en presidente ejecutivo del Banco de Guayaquil por casi 20 años.

El nuevo mandatario está casado y tiene cinco hijos. En su carrera empresarial también tuvo un breve paso por la filial local de Coca-Cola y fue el representante en Ecuador de Hino, una marca japonesa de camiones.

Su experiencia en la administración pública inició en 1998 cuando cuando fue nombrado gobernador del Guayas por el presidente Jamil Mahuad. Durante ese mismo Gobierno, que enfrentó la crisis bancaria de 1999 y dio paso al sistema de dolarización, ocupó por pocas semanas el Ministerio de Economía.

Tras retirarse de la presidencial del Banco de Guayaquil, en 2012, Lasso fundó el Movimiento Creo, con el que fue candidato presidencial en las elecciones de 2013 y 2017. En las contiendas perdió ante Rafael Correa y Lenín Moreno, respectivamente.

En las elecciones de este año, Lasso ajustó su discurso conservador e incluyó en sus propuestas temas como mayor equidad laboral, combatir a la discriminación por orientación sexual, así como la defensa de los derechos de la naturaleza y animales. Además, ha prometido ayudas sociales para agricultores, emprendedores e indígenas.

En cuanto a temas económicos, en campaña promocionó una propuesta económica más abierta al mercado, con la que prometió generar dos millones de puestos de trabajo en sus cuatro años de gobierno, mejorar el salario de los ecuatorianos y reducir progresivamente los impuestos.

Fuente: La República

Noticias Externas

Noticias Internas