fbpx

Trump reactiva la amenaza comercial en plena pandemia

Esta noticia es propiedad de Portafolio

 

 

El presidente estadounidense reanudó sus ataques en contra de China y la Unión Europea.

La palabra ‘aranceles’, que había estado ausente durante los últimos meses a causa del coronavirus, está volviendo a ubicarse en el centro de las intervenciones del presidente estadounidense, Donald Trump, quien en las últimas semanas ha reactivado estas amenazas, reviviendo la sombra de la guerra comercial.

El último episodio fue en el que planteó de nuevo la posibilidad de imponer aranceles a los automóviles de la Unión Europea y de generar un nuevo listado de productos chinos para incrementar los gravámenes.

Pero no es el único, recientemente también amenazó a España, que inició los debates en el Congreso para aprobar el impuesto a las grandes tecnológicas estadounidenses, al tiempo que la UE espera el fallo de la Organización Mundial del Comercio (OMC) en la disputa entre Airbus y Boeing para imponer sus propios aranceles en represalias a los de EE. UU., lo que aumentaría la tensión.

Y, por supuesto, China sigue siendo el principal foco de estas amenazas. El deterioro de la relación entre ambos ha generado diversas amenazas, especialmente por los supuestos incumplimientos del país asiático a los compromisos que se adoptaron en el acuerdo comercial que firmaron ambos en enero de este año.


Cabe recordar que Estados Unidos aún aplica aranceles por unos US$360.000 millones sobre productos chinos, mientras que en el acuerdo el país asiático aceptó el incremento de las importaciones de artículos estadounidenses en US$200.000 millones, un pacto cuyo cumplimiento estaría en torno al 40%.

Las lecturas de estas nuevas amenazas varían según los expertos, quienes ven desde probabilidades de que estalle una nueva guerra comercial, hasta que solo se trata de la estrategia de Trump de cara a las elecciones de noviembre. En lo que todos coinciden es que la tensión comercial no ayuda a la situación actual de la economía internacional.

“Yo creo que sí es muy probable que Trump trate de reanudar la guerra comercial, y más conforme se acerquen las elecciones. Se espera que su gobierno sea cada vez más radical tanto en su confrontación directa a través de los aranceles, como en su intento de aislar a China y frenar su papel protagónico en los organismos multilaterales, apunta Jorge Restrepo, profesor de Economía de la Universidad Javeriana.

En línea con esta opinión, Robert Gulotty, profesor de ciencias políticas de la Universidad de Chicago, cree que “Trump puede tratar de usar los aranceles como un dispositivo de campaña para cambiar la conversación a los asuntos exteriores, donde es un actor central. Eso sí, sospecho que la mayoría de países no se intensificarían su respuesta en este punto”.

Otros, no obstante, no ven tan posible que tenga lugar una nueva guerra comercial en plena pandemia. Según apunta William Reinsch, asesor sénior del Centro de Estudios Estratégicos Internacionales (CSIS), “no espero ver mucha acción antes de las elecciones, ya que nuestra economía está es muy mal estado. Habrá muchas amenazas, siempre las hay, pero realmente me sorprendería mucho si se impusieran nuevos aranceles”.

Asimismo, Raúl Ávila, profesor de comercio exterior de la Universidad Nacional, indica que “yo creo que no es más que una de las estrategias que Trump viene manejando desde hace tiempo. Los problemas por el racismo y el coronavirus se le desbordaron, y necesita una cortina de humo. Saben que, con el estado de la economía, lo que necesitan es lo contrario”.

Eso sí, Reinsch deja claro que en caso de que haya un incremento de los aranceles, eso “simplemente hará que la situación de la economía sea incluso peor, en un momento en el que ya es bastante mala”, a lo que Gulotty agrega que “el problema es que el comercio ya está obstaculizado en los barcos. Una guerra comercial podría ser aún más perjudicial, ya que será difícil encontrar fuentes alternativas de suministro”.

Fuente: Portafolio

 

Noticias Externas

Noticias Internas