fbpx

“Una planta ya opera con energía solar y estudiamos sumar otras dos a mediano plazo"

Esta noticia es propiedad de: La República

El año pasado, Colombina vio una buena dinámica en las galletas y salsas, mientras que los dulces tuvieron un impacto.

Colombina está dentro de las cinco empresas de alimentos con mejores prácticas de sostenibilidad en el mundo según el Anuario de Sostenibilidad 2021 de S&P Global. César Caicedo, presidente de la empresa, indicó a LR que tienen metas agresivas para mejorar cada vez más sus indicadores.

Para este año analizan tener tres plantas que usen energía solar y en materia de consumo, visualizan una recuperación, sobre todo en la categoría de golosinas, la más impactada por las cuarentenas.

¿A qué se debe el reconocimiento en la categoría bronce en el Anuario de Sostenibilidad de S&P Global?

Estamos dentro de las cinco empresas de alimentos con mejores prácticas de sostenibilidad en el mundo según S&P. Logramos ese nivel porque tenemos una estrategia multinivel. Tenemos el pilar ambiental, social y laboral. En todos los frentes tenemos indicadores y objetivos, que son cada vez más ambiciosos y retadores.

¿Cuáles han sido esos logros en materia de sostenibilidad?

En huella de carbono hemos tenido una disminución de 18% por tonelada producida en los últimos cinco años. La meta es una reducción de 22% a 2023. Para lograr ese objetivo recientemente inauguramos una granja solar que produce 2,7 megavatios para la planta de galletas. También usamos vehículos eléctricos.

Tienen pensado tener más plantas con energía solar?

Sí. Tenemos la convicción de que es la primera de varias. La energía solar es amigable, la tecnología para su uso ha cambiado, es más aplicable y económicamente viable. La empresa tiene siete plantas, ya tenemos una con energía solar y estamos estudiando ampliarlo a dos plantas adicionales en el mediano plazo.

¿Qué esfuerzos hacen en brecha de género?

Somos una empresa en la que 40% de 8.500 colaboradores son mujeres y 42% de las posiciones gerenciales son ocupadas por mujeres. Hemos sido vanguardistas en equidad de género y hemos recibido premios por la Presidencia y la OIT. Implementamos el modelo de equidad salarial sin sesgos de género.

¿Qué balance puede hacer de 2020 en materia de ventas?

Dadas las circunstancias, consideramos que fue un año satisfactorio. Cerramos el año prácticamente con las mismas ventas de 2019. Logramos mantener la dinámica y 100% de los empleos directos que tiene Colombina.

¿Cómo estuvo la dinámica por categorías?

Las categorías que son de consumo en el hogar, como atún, salsas de tomate, mayonesa, ajíes, la galletería salada, tuvieron un muy buen desempeño. Lo que fue consumo en las tiendas y golosinas fue el segmento más golpeado. El balance entre los que aumentaron y cayeron termina haciendo que tengamos las mismas ventas.

¿Ven un crecimiento para este año?

Se habla de un crecimiento de la economía entre 4% y 5%. Tiene que haber un resurgimiento económico en la medida en que se avanza en la vacunación y se empieza a asomar el concepto de la inmunidad de rebaño. Eso indica que debemos ir normalizando nuestra actividad. Eso trae actividad económica y por ende debe tener un impacto positivo en las ventas de todas las compañías.

Se anunció una tributaria y contempla gravar más productos de la canasta, ¿cuál es su opinión?

Todos nuestros productos están gravados. Lo que sí creo es que sea cual sea el sistema que se desarrolle, hay que asegurar la forma para que se retorne el dinero a las poblaciones más vulnerables. Lo más importante es cerrar las brechas con algunos productos que tienen exenciones y no lo ameritan.

¿Se debe ampliar la base de contribuyentes?

Es muy peligroso para un país que siempre las mismas empresas sean las que suplen los crecientes gastos del Estado. En Colombia hay una informalidad y evasión muy grandes.

¿Qué otras medidas se deben tomar para la recuperación?

Para mí lo más importante para la recuperación económica es atraer inversión nueva, nacional e internacional. Para eso se deben hacer dos cosas. La primera es seguridad jurídica, que es respeto y no andar cambiando las reglas de juego constantemente. La segunda es un marco fiscal e impuestos que sean competitivos, que no sean exagerados ni mayores a los que otros países como Colombia tienen. Si no están estos dos aspectos, la inversión no llega.

Fuente: La República

Noticias Externas

Noticias Internas